Consecuencia del énfasis en la “técnica”

Hace unos días un alumno y amigo me hizo llegar un link a un interesante articulo publicado en Cincodias y que reflexiona sobre la posible responsabilidad que las más prestigiosas Escuelas de Negocios del mundo y de España pudieran tener en las actitudes directivas de los “fenómenos de la empresa”.

Aunque ciertamente observo un cambio en los últimos tiempos, lo cierto es que en los 20 años que llevo impartiendo charlas, seminarios o cursos en Universidades y escuelas de negocios, siempre he observado una curiosa prevalencia de la dimensión técnica  de la dirección sobre la dimensión humana. Los cursos están “llenos” de técnicas que “ayudan a planificar mejor” ( cómo elaborar un presupuesto de tesorería, un balance previsional, cómo planificar la producción…), nos “ayudan a ser más eficientes” ( implante vd. un sistema de gestión basado en conceptos Lean, localice y explote  las limitaciones según TOC, “cómo implantar 5S en una semana”,…) o a “controlar mejor” ( cómo construir una pirámide de ratios o hacer un análisis de desviaciones, calculando cuánto es “culpa” de una razón o de otra…). Palabras como “maximizar beneficio”, “minimizar costes”, “maximizar el valor para el accionista” están presentes constantemente en las aulas y bombardean el cerebro de los alumnos.

Traslademos eso al mundo real de la empresa y….encontraremos directivos que maximizan el beneficio de “hoy” a costa del “de mañana”, minimizan costes implacablemente sin pararse a pensar a fondo el porqué de ese coste (¿o inversión?),  piensan que el valor para el accionista consiste en maximizar al valor de la acción y…. en ello centran su esfuerzo. ¿Pero es eso el valor para el accionista?

La profusión de técnicas hace, en mi opinión, que el directivo olvide o “margine” la otra dimensión clave de su trabajo: la humana. Su capacidad para aprovechar el saber de sus colaboradores queda relegada en favor de la técnica.

Y yo me pregunto qué es más importante: ¿dominar una técnica de elaboración de un POA o que nuestra gente participe y se comprometa en la fijación de objetivos y acciones?¿ implantar técnicas JIT con un equipo de expertos o que nuestra gente se conciencie y responsabilice de la gestión del tiempo, del coste del stock ocioso, de la calidad….?¿calcular al céntimo el porcentaje de desviación que corresponde a tal o cual causa o que nuestra gente sea capaz de aprender de la desviación ocurrida, explicarla y proponer acciones para la mejora? ¿Ganar dinero hoy y “mañana ya veremos” o crear valor al mercado siempre, para así ganar?

La técnica (T) sola no funciona suficientemente. La parte humana (H) sin técnica que le apoye resulta también infrautilizada. Equilibramos T y H para avanzar hacia el cambio y pidamos a nuestras escuelas de negocios y universidades que también equilibren sus programas y los valores que nos transmiten ayudándonos a pensar en onda larga y corta a la vez, en implantar técnicas y sistemas adecuados pero también en permitir que sean eficazmente utilizados por nuestra gente, en ganar el suficiente dinero considerando la perspectiva ética y social.

Aprendamos de lo que está ocurriendo desde hace unos meses y de algunas de las posibles causas que muchos expertos señalan coincidentemente en torno a palabras como avaricia o cortoplacismo.

Anuncios

4 Responses to Consecuencia del énfasis en la “técnica”

  1. JOSE MANUEL CASTRO PEREZ dice:

    Claro y evidente, pero resulta que las técnicas tienen un componente más “hard” que las personas y, como siempre, lo “hard” es siempre más fácil de adquirir que lo “soft”.

    Ánimo y a continuar.

  2. Gerardo Estévez dice:

    Gracias Jose. De acuerdo contigo naturalmente pero…si realmente buscamos una empresa sostenible en el tiempo y no “cortoplacista o resultadista”, ¿no es el momento de empezar a darnos cuenta de que lo fácil de adquirir (hard que tu llamas acertadamente) dura poco y lo pueden tener todos (nunca nos diferenciará)? ¿no es el momento de darnos cuenta que las posibles ventajas competitivas que tenga nuestra organización se basarán más en nuestro “soft” y serán así más duraderas?.
    Claro y evidente ¿no?. Pues…sólo falta creernoslo de verdad y hacer cosas en consecuencia.
    Gracias.

  3. […] y en los modelos organizativos que posibiliten su uso, todo ello, por supuesto, sin caer en el error de anteponer la dimensión técnica a la humana […]

  4. […] e nos modelos organizativos que posibiliten o seu uso, todo iso, por suposto, sen caer no erro de antepoñer a dimensión técnica á humana. 23 Maio, 2010 | Categoría: Xestión de […]

Responder a JOSE MANUEL CASTRO PEREZ Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: